Un nueva ola de Bancos Digitales está comenzando a inquietar el estado actual del mercado y a cambiar la cara de la banca. Estos “bancos retadores” se focalizan primordialmente en la experiencia del App móvil y no tienen sucursales físicas. En algunos mercados, como el Reino Unido, un número creciente de personas se han enterado de la existencia de los bancos digitales y de sus servicios diseñados para facilitar las operaciones bancarias y para los cuales los bancos tradicionales han estado retrasados en su capacidad para replicar dichas ofertas.

Desde hace años ha existido el esfuerzo de las empresas Fintech para competir con los mayores bancos del mundo, pero solo recientemente los bancos digitales que ofrecen cuentas corrientes y tarjetas de débito y que no cuentan con oficinas físicas han comenzado a construir masa crítica. Millones de clientes en Europa, la mayoría entre 20 y 49 años de edad, han comenzado a abrir cuentas en los últimos dos años y gracias a condiciones regulatorias favorables y a un flujo de capital de riesgo esa tendencia se ha acelerado. Además de disponer de Apps mucho más atractivas, estas empresas han reducido los cargos por transferencias internacionales y por los envíos de dinero. Sin embargo, la mayoría de estos emprendedores todavía necesitan descubrir cómo generar utilidades. Es conveniente no olvidar que Amazon hizo lo mismo por años y sabemos dónde está ahora. Mientras tanto, también están defendiendo su territorio los bancos tradicionales, donde BBVA ya se define como una empresa de software.

Regulación – dos enfoques

Algunos países como Gran Bretaña le han permitido a estos “bancos retadores” probar nuevos productos financieros, buscando la retroalimentación de los reguladores antes de proponerlo a los clientes. En los Estados Unidos, los emprendedores se ven obligados a convenir sociedades con bancos tradicionales para poder tener depósitos de clientes. Como resultado, allí la mayoría de las Fintech se han focalizado en servicios de pagos como Square y en transferencias móviles de dinero como Venmo. Sin embargo, las regulaciones evolucionarán eventualmente hacia la apertura en todo el mundo.

Banca del futuro

En la era digital, se hace mucho énfasis en la experiencia del usuario y en ello los Bancos Digitales son especialistas. La habilidad de escalar sus ofertas a una velocidad mayor que los bancos tradicionales, integrando servicios externos y extendiendo las plataformas en un estilo modular, les permite mantenerse un paso por delante de los tradicionales. Estos bancos han estado tratando de imaginarse la banca dentro de una sociedad cada vez menos dependiente del efectivo:

  • Los clientes del futuro no necesitarán sucursales, cuando pueden mensajearse con un representante del servicio al cliente.
  • Los negocios tradicionales de banca pueden ser manejados por Internet por una fracción del costo.
  • Operar sin espacio físico disminuye los costos y le permite a estos bancos digitales reducir sus tarifas y contratar programadores.

 

Bancos Digitales – Nuevos servicios

Están diseñados para proveer un servicio más modular y transparente y menos orientado al producto. Tienen la habilidad de ser más claros con sus servicios y permitirles a los clientes mayor visibilidad y toma de control de sus finanzas:

  • Notificaciones de gastos en tiempo real.
  • Soporte 24/8.
  • Distribución de las facturas a nivel de ítem – para control de hábitos de gastos.
  • Transferencias al exterior libres de cargos.
  • Informes de gastos mensuales y proyecciones de gastos futuros.
  • Asociación con otras App financieras.

Cuando será negocio?

Los bancos digitales enfrentan numerosos temas, sin embargo el principal es como producir utilidades, a menos que puedan comenzar a ofrecer servicios como hipotecas y otros tipos de préstamos que tienen tasas de interés más altas. Algunas han agregado un mercado digital en donde los clientes pueden hacer compras de servicios financieros ofrecidos por 3os.  Los emprendedores también tienen que combatir la inercia, ya que la gente no cambia de banco con facilidad. Otra barrera importante es la confianza de los usuarios para vencer el temor que su data financiera pueda ser compartida con otros.

 

A medida que se expandan, estos emprendedores tendrán que enfrentar mayor escrutinio regulatorio y estarán a mayor riesgo de estafadores. Por supuesto, simultáneamente los bancos tradicionales se están adaptando, aun cuando sus sistemas no les permiten evolucionar tan fácilmente como a sus nuevos competidores.

Se hace referencia a “App-Only Banks Rise in Europe and Aim at Traditional Lenders” https://nyti.ms/2O68xCt,  “The Rise of Digital Only Banks” https://bit.ly/2OfAp8o, In the future, BBVA will be a software company https://bit.ly/2NOgPLb y “Our guide to ‘digital-only’ Banks”  https://bit.ly/2RDld2U.