Eventos mayores pueden alterar los ciclos de desarrollo tecnológicos, haciéndolos que se  aceleren o se ralenticen. Tal como la II Guerra Mundial apresuró el desarrollo de tecnologías emergentes como computadoras, cohetes y energía atómica, la pandemia podría acelerar el desarrollo y la adopción de la tecnología de Drones.

El pasado mes de Julio publicamos el artículo Los drones ya están todos lados ,  precedido hace tres y cinco años por Está emergiendo el dron comercial! y Para qué surcarán los cielos los Drones? . Sin embargo, es la crisis del Covid-19 la que ha logrado que súbitamente los Drones se manifiesten en muchos nuevos lugares y roles, asumiendo una cantidad de tareas humanas mientras los ciudadanos se encuentran resguardados en sus hogares.

Estamos acostumbrado a los Drones atacando en situaciones de Guerra y a que los robots sean frecuentemente los malvados en los repartos cinematográficos. Sin embargo, los Drones están diseñados para resolver problemas ordinarios, sucios y peligrosos  y ahora de pronto en una emergencia global, las máquinas que temíamos son los indicados para  aparecer y venir a salvarnos. El coronavirus ha sido devastador para los seres humanos, pero podría ser un paso decisivo hacia la profetizada Era de los Drones, donde los robots aéreos puedan deslatrarse de su imagen Orwelliana como herramientas de guerra y de vigilancia, para más bien convertirse en una figura común de la vida cotidiana, sirviendo como asistentes y pronto posiblemente como compañeros.

Usos de los Drones

Los drones han estado trabajando como policias, elevándose sobre las orillas del río Sena en Paris y sobre las cuadras de Mumbai, para patrullar a los violadores del distanciamento social. Están entregando medicinas en Ruanda y bocadillos en Virginia, Estados Unidos. Están sobrevolando multitudes en China escaneando para detectar fiebres. Los organismos de seguridad en el mundo entero usan drones para escanear parques y así detectar violadores que penetran en el espacio de otros. Los drones han demostrado capacidad como reporteros de investigación, tal como ocurrió en el descubrimiento que realizaron de los entierros en masa de los cuerpos de víctimas no reclamadas de la pandemia, en la isla de Hart en Nueva York.

Se están usando Drones para lanzar chorros antivirus y así sanitizar las calles de las ciudades en el mundo entero – China, Dubai, Indonesia, Francia, Estados Unidos. Drones están realizando roles cruciales en los frentes de batalla médicos, que se describirían como humanitarios, si fuerán ejecutados por humanos. Zipline, un emprendimiento fundado el año 2014 lleva suministros y pruebas médicas con drones a más de 1.000 hospitales en Ghana y Ruanda. Wing, un servicio propiedad de Google, recibió aprobación de la Federación Federal de Aviación para hacer entregas comerciales en Christiansburg, Virginia, un pueblo de unos  22.000 habitantes. Durante la pandemia ha sido particularmente útil para entregar medicamentos de Walgreens a las personas de tercera edad en estado de cuarentena. Es así una de los pocas tecnologías emergentes que ha atraído adoptadores tempraneros con edad superior a 65 años!. Desarrolladores han creado drones como compañeros de los corredores, hablándoles para reforzar su espíritu y es posible que algún día puedan cuidar a las mascotas o que sean las mascotas.

Invasion de la Fábrica de los Sueños

En el mes de Abril de este año el equivalente a un muestra de fuegos artificiales se realizó en la Universidad de Pennsilvania, usando 140 drones para iluminar el firmamento y levantar los espíritus. Los drones  ejecutaron como puntos de luz sincronizados formando corazones gigantescos, cruces médicas y banderas estadounidenses. Los drones también han logrado crear imágenes poéticamente hechizantes de numerosas ciudades vacías – San Francisco, Las Vegas, Wuhan-China. Los drones transmiten esa idea de vacío, de falta de vida, mejor que cualquier otro medio.

Se prevé una gran expansion del uso de los drones en Hollywood, una vez que se reinician las producciones con las nuevas reglas de distanciamiento social en lugar. Los drones pueden realizar exploración remota de lugares, minimizar la necesidad de compartir cámaras e incluso permitirle al director orquestar escenas aéreas desde su hogar. Hasta ahora habían sido una especie de lujo en Hollywood, parecería que estarán pasando a la categoría de necesidad.

Vigilancia

El drone es una herramienta, por lo tanto no es intrínsecamente ni bueno ni malo, pero tiene capacidades ilimitadas para realizar vigilancia. A los drones se les puede equipar con: “stingrays” para recolectar información proveniente de los teléfonos móviles, cámaras de vision nocturna, radar, lidar (tecnología de detección laser para crear maps tridimensionales de un área), así como cámaras termales e infrarrojas. El temor de muchos es que las incursiones en las libertades personales para las cuales se están usando los drones se normalizarán y se extenderán más allá de la pandemia.

Se hace referencia a The Drones Were Ready for This Moment.