Los espacios de trabajo exitosos generalmente se caracterizan por la buena comunicación. Los líderes proveen un sentido claro de lo que la organización quiere lograr; los empleados se sienten empoderados a manifestar sus desacuerdos; los colegas comparten información, en lugar de guardársela. Sin embargo, el buen comunicador es generalmente vinculado a una habilidad en particular: hablar en forma persuasiva. En Estados Unidos, el 76% de los estudiantes universitarios de administración tienen las habilidades de presentación como un primer objetivo, pero solo un 11% tiene uno relacionado con la buena escucha. Están siendo preparados para dar charlas tipo Ted, en lugar de tener conversaciones. En el tiempo, esto puede tener un costo para ellos. Cuando las personas se sienten escuchadas por aquellos en roles supervisorios, su creatividad y su sentido de seguridad sicológica mejoran

Trabajo en equipo

El foco en el habla es entendible, los momentos claves de una carrera profesional, como las entrevistas de trabajo o las grandes presentaciones, tratan de la transmisión de información. Los jefes llegan al podio, los súbditos quedan en la audiencia.  Pero, el interés por aquello que hace funcionar la comunicación cotidiana también se ha incrementado.  Esto está asociado al aumento de la importancia del trabajo en equipo y por cuanto en la concepción moderna del liderazgo se enfatizan las habilidades blandas.

Frecuentemente, en los grupos la presencia de personas con mayor nivel jerárquico parece impedir el consenso, aquellos que intervienen más están más dispuestos a rechazar las explicaciones de otros. Mientras que los grupos que alcanzan un consenso generalmente tienen características diferentes: con gente que está bien conectada (pero sin el efecto del personaje dominante), que hacen muchas preguntas y que alientan la interacción. Ellos logran alinearlo todo, incluso la actividad neural del grupo.

Las conexiones

Estudios realizados identifican un conjunto de 36 preguntas íntimas que tienen el efecto particular de convertir a extraños en amigos. En todo caso y sin la necesidad de conocer esas preguntas, es importante construir rápidamente conexiones en un equipo, por cuanto es allí donde aparecen los momentos recíprocos de vulnerabilidad que parecen ayudar. Por otro lado, también es necesario reunir y lograr la comunicación entre las personas que tengan visiones diametralmente opuestas. Allí un enfoque que se aplica es el de los “circuitos o bucles para el entendimiento”, donde las personas hacen preguntas y en forma repetida destilan el entendimiento de lo que han escuchado de vuelta hacia el interlocutor. Este tipo de enfoque puede ser útil cuando existen conflictos de larga data entre empleados o en procesos de negociación o mediación. Todo esto sin olvidar, que a veces es más importante tomar una decisión que extraer el punto de vista de cada persona antes de actuar. Llegar a un consenso es vital para un jurado, pero es menos necesario en una jerarquía corporativa. Existe un límite al grado de vulnerabilidad que se espera de un líder.

Demostrar curiosidad sobre las experiencia e ideas de otras personas puede beneficiar a todos. Hacer preguntas, no interrumpir a otros, hacer pausas para digerir algo que una persona ha dicho, en lugar de abalanzarse sobre la misma para transmitir la opinión personal no deben las características  asociadas a un súper comunicador. Muchas organizaciones todavía necesitan aprender esto.

Cómo mejorar las habilidades de escucha o prestar atención

Algunas de las estrategias incluyen: (a) Mantener contacto con la vista; (b) Estar presente– apartar distracciones como el teléfono; (c) Evitar interrupciones – permitir que se expresen los pensamientos sin interrupción; (d) Practicar técnicas de escucha activa – estas incluyen parafrasear, escucha reflexiva y preguntas esclarecedoras; (e) Sentir empatía – tratar de entender la perspectiva y las emociones del otro; (f) Controlar el monólogo interno – focalizarse en lo que el otro está diciendo; (g)  Retroalimentación y reflexión – el análisis postconversación.

Se hace referencia a How to benefit from the conversations you have at work, How can I improve my listening?  y Listening Skills – Definition, How To Practice, Importance . También aparece en mi Portal . La imagen es cortesía de Bing Image Creator.